Boca Juniors y River Plate protagonizaron un empate sin goles que estuvo por momentos para bostezar. El gran marco previo al Superclásico fue muy superior para un duelo que careció al limite de emociones.

Fue un encuentro demasiado cortado, pasado por las continuas faltas y el juego fuerte de parte y parte. En todo el primer tiempo no hubo una llegada de peligro en ninguno de los arcos, lo más cercano a una opción de gol, fue un tiro de media distancia de Gago que controló muy bien Barovero.

En la segunda parte Boca Juniors contó de entrada con un clara oportunidad tras un cabezazo de Daniel Díaz que controló Barovero, luego de un tiro libre que ejecutó Gago.

River respondió con un taco de Teófilo Gutierrez que por poco se convierte en un gol de antología en La Bombonera.

Sobre el final Gago pudo anotar de cabeza pero nuevamente Barovero estaba bien parado y conroló con sus manos.

La serie se definirá la serie el próximo jueves, en el estadio Monumental.