Colombia llegaba al partido contra Chile en situación de presión absoluta. Cualquier otro resultado que no fuera la victoria, significaría una crisis, tras los dos empates en La Paz y Asunción.

Para fortuna de Reinaldo Rueda y dicha de toda la afición, el equipo cuajó su mejor presentación en lo corrido de la eliminatoria, especialmente durante el primer tiempo donde ofreció un recital de toques cortos, pases en profundidad, triangulaciones, tacos, túneles, gambetas y goles.

No habían pasado cuatro minutos cuando Juan Fernando Quintero sacó un tremendo obús desde fuera del área que se coló en la base del palo derecho de Claudio Bravo. Un golazo que infortunadamente el juez anuló minutos después de toda la celebración y algarabía, a instancias del VAR. A pesar de ese baldado de agua fría, la selección no quitó el pie del acelerador: siguió atacando por todos los flancos y encontró la llave para abrir el marcador en un penal que le cometieron a Luis Díaz y que Miguel Borja transformó en gol. 88 segundos después el propio Borja anotó el segundo, tras un sutil toque de Borré que desconcertó a la defensa austral y dejó al delantero que milita en el Gremio, de cara a la portería.

Para el segundo tiempo Chile decidió lanzarse con todo sobre predios de Ospina. Explotaron la banda derecha donde Cuadrado tuvo algunas dudas en defensa, Yairo Moreno falló en la marca ante Pulgar y vino el gol del descuento en los pies de Meneses. En ese momento Colombia tambaleó y vivió minutos de preocupación por el resultado.

Afortunadamente Luis Díaz, al 74’, sacó un remate a borde de área
que se transformó en el 3-1 definitivo, con la complicidad del defensor Isla, quien no pudo rechazar la pelota.

Triunfo balsámico para una Colombia necesitada, no sólo de puntos, si no también de una buena exhibición futbolística que reavivara la convicción en la plantilla actual y en el entrenador.

EL DATO
Colombia acabó con 25 años de sequía sin vencer a Chile
en Barranquilla por clasificatorias mundialistas. Desde
el 1 de septiembre de 1996, cuando la selección dirigida
por Hernán Darío Gómez goleó al cuadro austral 4 por 1 con tripleta de Faustino Asprilla y un gol de Jorge ‘Patrón’ Bermúdez, la
tricolor no se daba el gusto de celebrar el triunfo ante el conjunto
chileno.

Por Futbol