¿Dónde nació el catenaccio?

Cuando escuchamos hablar en el mundo del fútbol sobre el Catenaccio, es imposible no asociarlo con Italia, pero: ¿dónde nació realmente este estilo de juego?

La estrategia llamada Catenaccio cuyo significado en español traduce ‘cerrojo’, no fue establecida ni diseñada en territorio italiano como muchos imaginan, sino que  fue concebida por un entrenador austriaco, quien fue el primero en ponerlo en práctica, en la ligan de suiza.

Karl Rappan, nacido en Viena, sería el precursor de uno de los esquemas más históricos del balompié mundial, que se ingenió para equilibrar el poder ofensivo de los equipos denominados «WM», los cuales se basaban en un juego ofensivo y de mayor talento.

Este sistema ultra-defensivo 5-4-1 tenía como principal arma, ‘la destrucción de juego’, en el que el famoso líbero era  pieza clave para el engranaje del dibujo táctico.

Con el n0mbre de «verrouilleur» (candado), Rappan lo haría famoso al implementarlo con el Servette (SUI), donde obtuvo una liga y una Copa suiza. Los buenos resultados lo llevaron a convertirse en el DT de la Selección helvética, dejando huella al clasificarla a dos Copas del Mundo (1938 y 1954) con dicho módulo.

El «verrouilleur»  traspasaría los alpes suizos para arribar a Italia, transformándose en el ya mencionado  Catenaccio, el cual Nereo Rocco y el argentino Helenio Herrera lo adoptarían en su pizarra, produciendo un antes y un después la historia del fútbol transalpino, siendo ejecutada en conjuntos de gran succeso como el Milan, Inter de Milan y la Selección local que a la postre conseguiría 4 títulos mundiales.

Este estilo pese a quedarse en el pasado, ha ido mutando paulatinamente y se siguió utilizando en clubes como el Leicester de Ranieri, el Atlético de Madrid de Diego Simeone, la Grecia campeona de la Eurocopa en 2004, entre otros.