¿EL GOL DEL AÑO?

 

Corría el minuto 30 del primer tiempo en White Hart Lane, la casa del Tottenham donde el cuadro local enfrentaba al Asteras Tripolis por la tercera fecha de la Europa League. Los ‘spurs’ que ganaban por la mínima diferencia atacaban en pos de asegurar la ventaja y fue entonces ahí cuando un ataque algo desordenado por el centro se terminó convirtiendo en uno de los mejores tantos del 2014. El argentino Erick Lamela recogió un rebote desde fuera del área y con una sensacional ‘rabona’ la mandó al fondo del arco para el delirio de toda la tribuna. Sin dudas, una acrobacia espectacular y efectiva que podría ser incluida en la próxima nominación del premio ‘Puskas’ al mejor tanto del año. Tottenham al final ganó 5-1 y quedó segundo del grupo C con 5 puntos, los mismos del Besiktas donde milita Pedro Franco. El Inter de Guarín comanda la zona F con 7 puntos, el Sevilla de Bacca manda en el G con 5 unidades y el Nápoles de Zúñiga vive una intensa batalla en el grupo I donde está igualado en 6 puntos con Sparta Praga y Young Boys.