En 17 minutos James salva al Real Madrid de un amargo debut en Champions.

En el inicio de la Champions League 2016-2017, Real Madrid venció al Sporting Lisboa, con una emotiva remontada sobre el final del partido.

El equipo merengue jugaba mal y perdía hasta el minuto 77, cuando finalmente Zidane dio como último cambio, el ingreso a la cancha de James Rodríguez en lugar de Kroos.

El colombiano dinamizó el juego, hizo parte de la jugada que acabó en la falta, con la cual Cristiano Ronaldo anotó el empate, de tiro libre, y al 94′ metió un precioso centro de costado que llegó perfecto a la cabeza de Morata quien con un sólido frentazo puso el 2-1 definitivo.

De esta manera James le demostró una vez más al DT francés que resulta injusto con su talento, dejarlo tanto tiempo y de manera tan frecuente en la banca de suplentes.