El jueves 4 de febrero, a las 7:30 pm., se enfrentará Independiente Santa Fe a Oriente Petrolero en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Es un equipo histórico en su país, aunque para algunos hinchas de Santa Fe no representa amenaza y el partido se da por ganado.

 

Santa Fe es favorito por ser el actual campeón de la Sudamericana y porque ya ha jugado en dos ocasiones la primera fase del torneo y siempre avanzó a la fase de grupos (en 2006, cuando derrotó a Defensor Sporting, y en 2014, cuando superó a Monarcas de Morelia).

Oriente Petrolero clasificó a esta instancia por tener el tercer mejor puntaje acumulado de los últimos dos campeonatos de primera división en Bolivia, correspondiente a 2014 – 2015 (sin contar el último torneo Apertura).

El equipo boliviano es uno de los históricos del fútbol de su país junto a Bolívar, The Strongest, Jorge Wilstermann y Blooming, equipo con el que juega el clásico cruceño por ser ambos clubes originarios de Santa Cruz de la Sierra. Una ciudad con un clima cálido tropical y una altura de 416 metros sobre el nivel del mar (un clima y una altura más amable que la de La Paz).

Oriente Petrolero ha sido campeón 5 veces de la Liga de Bolivia, la última vez en 2010, y 15 veces subcampeón. Supera a Santa Fe en participaciones en Copa Libertadores: esta sería su vigésima participación, empatando con Deportivo Cali en presencias y superando a históricos como Independiente de Avellaneda (19), Sao Paulo (18), Gremio (16), Palmeiras (16), Vélez Sarsfield (15), Cruzeiro (15) y San Lorenzo (14). Esta sería la décima vez que participa el cuadro ‘cardenal’.

El número de presencias de ambos clubes deja de ser relevante si se considera que en la liga boliviana participan menos equipos que en la colombiana (12 en Bolivia y 20 en Colombia) y es menos competitiva por el historial internacional de sus equipos. Además, con menos participaciones Santa Fe tiene mejor historial: ha sido semifinalista en dos ocasiones (en 1961 perdió con Palmeiras y en 2013 fue eliminado por Olimpia), llegó a cuartos de final en 2015 (cayó ante Internacional de Porto Alegre) y llegó a octavos en 2006 (cuando fue superado por Chivas de Guadalajara). Mientras que la mejor participación de Oriente Petrolero fue en cuartos de final de 1988: cuando derrotó 1 – 2 en fase de grupos a Olimpia en Asunción (el club paraguayo ya contaba con Raúl Vicente Amarilla, una leyenda del fútbol de su país que venía de jugar en el FC Barcelona); dejó en el camino a Colo – colo en octavos y perdió ante América de Cali en la siguiente fase.

Dos años después protagonizaría un escándalo, pues se rumora que en la Copa Libertadores de 1991 jugó un partido que fue arreglado: empató o – o con Boca Juniors en la Bombonera. Era la fase de grupos de ese torneo y los ‘xeneizes’ contaban con el delantero Gabriel Batistuta. Ambos equipos estaban clasificados y el resultado significaba la eliminación de River Plate. Se dice que el eterno rival del equipo ‘millonario’ arregló con el visitante y jugaron un partido falto de emoción “a propósito”. En octavos de final el club boliviano fue eliminado por Cerro Porteño.

Oriente Petrolero tiene una mala racha de partidos de primera fase en este torneo: en 2005, Junior lo eliminó con un marcador global de 5 – 2; en 2006, River Plate lo goleó con un resultado global de 8 – 0; y en 2014, le ganó 1 – 0 a Nacional de Uruguay en Santa Cruz, pero perdió 2 – 0  en Montevideo.

Su técnico, Xabier Azkargorta, es famoso por ser el que llevó a la selección de Bolivia a la clasificación al Mundial de Fútbol de Estados Unidos en 1994.

 

Esta sería la posible alineación del partido del jueves:

Oriente Petrolero: Marcos Argüello; Mariano Brau, Ronald Raldes, Hugo Souza, Marvin Bejarano; Joel Bejarano, Pedro Azogue, Alejandro Meleán, Emiliano Romero, Alcides Peña; y Sergio Almirón.

DT: Xabier Azkargorta.

Santa Fe: Róbinson Zapata; Sergio Otálvaro, Yerry Mina, William Tesillo, Leyvin Balanta; Juan Daniel Roa, Yeison Gordillo, Baldomero Perlaza, Luis Manuel Seijas; Jonathan Gómez y Carlos Ibargüen.

DT: Gerardo Pelusso.