«Los ricos también lloran»

Por, Santiago Morales Barrera 

Barcelona y Real Madrid quedaron sorpresivamente eliminados en cuartos de final de la Copa del Rey, siendo un día histórico para el fútbol español, pues los ‘gigantes’ del balompié ibérico cayeron el mismo día.

En primera instancia: Real Madrid que oficiaba como local, se midió ante la siempre competitiva, Real Sociedad, pero lo que nadie se imaginaba, era que el conjunto ‘vasco’ dejara eliminado a los ‘Merengues’.

Martin Odegaard, fue el encargado de dirigir la ‘orquesta’ con su enorme talento, y la ausencia de Casemiro sería clave para que los denominados ‘Erreala’ hicieran y deshicieran en en el medio campo.

La primera anotación llegaría por parte de la Real Sociedad, luego de que el sueco Alexander Isac (otra de las grandes figuras del encuentro) rematara de larga distancia provocando un rebote del cancerbero madridista Areola, que aprovechó Odegaard para enviarla al fondo de la red al minuto 22’.

El Madrid reaccionó, sin embargo el cuida-palos Remiro, evitaría en más de una ocasión que su valla fuese vencida.

Terminado el primer tiempo, se prevería que los locales saldrían con todo el ímpetu para igualar el tanteador, no obstante, Real Sociedad le daría otro ‘cachetazo’ y al 54′ y 56′ Isac anotaría dos golazos de antología, que pusieron la pizarra 3-0 parcialmente. El club ‘Blanco’ con más empuje que fútbol, logró descontar al 59′ por obra de Marcelo.

La remontada estaba latente, pero de nuevo los ‘vascos’ dieron el zarpazo, y gracias a Mikel Merino, aumentaron la ventaja a 4-1. Increíblemente, el DT del elenco visitante sustituiría a sus dos grandes figuras (Odegaard e Isac), por lo que le permitió una reacción por segunda vez al equipo dirigido por Zidane. Rodrygo y Nacho apretaron el encuentro, pero no fue suficiente para que su equipo avanzara de ronda. La Real Sociedad dio el batacazo, y derrotó a un grande de España.

Y por si fuera poco, esta no sería únicamente la sorpresa del día: pues Athletic Bilbao (otro club vasco) dejó por fuera al Barcelona, equipo que viene de atravesar momentos difíciles tras el escándalo entre el director deportivo, Eric Abidal, y su máxima estrella, Lionel Messi. Los rojiblancos aprovecharon la mala actualidad de los ‘culés’ y supieron disputar un partido, que por ocasiones mereció mejor suerte el ‘Barca’, pero que la poca efectividad de Frekie de Jong, Antoine Griezmann, y Lionel Messi, permitieron que los ‘Leones’ al último minuto de juego ganaran el encuentro gracias a la anotación de Iñaki Williams (90+3).

Esta derrota pone en tela de juicio el trabajo de ‘Quique’ Setién, pues medios españoles y aficionados del elenco catalán, lo tildan de un técnico sin pergaminos para dirigir a un club de la historia y envergadura del Barcelona

Con esta debacle de los dos más grandes de España, se demuestra que ambos clubes no pasan por su mejor momento, y que de no mejorar su presente, les será casi imposible pelear por la Uefa Champions League.