El club merengue presentó oficialmente al mediocampista brasileño de 21 años Lucas Silva. En el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, el presidente Florentino Pérez le dio la bienvenida al jugador que antes militaba en Cruzeiro.

En sus primeras palabras como jugador del Real Madrid, Lucas aseguró “Estoy muy feliz por cumplir un sueño” y dijo que llega al club blanco “para aprender y ayudar. Estoy muy contento con todo lo que me ha estado pasado. En mi vida todo está llegando muy pronto y rápido, pero me siento preparado para honrar la camiseta del Real Madrid”.

El joven volante central firmó un contrato hasta el 30 de junio de 2020 y se convierte en el segundo refuerzo del Real durante el mercado de invierno, tras la contratación del niño prodigio de Noruega, Martin Odegaard, quien con solo 16 años ganará algo más de 112 mil dólares semanales (224 millones de pesos colombianos), mucho más dinero que jugadores como ‘Chicharit’ Hernández, Varane, Jesé, Carvajal y Nacho.