Millos sigue sin ganar en casa

El conjunto capitalino, volvió a dejar escapar puntos en condición de local, por lo que ya suma, tres encuentros consecutivos sin conseguir la victoria.

En un partido disputado en la primera etapa, en la que el cuadro azul intentó hacerle daño al Atlético Junior mediante presión en la mitad de la cancha, sin embargo, los constantes pases erráticos, y la falta de gestación de juego, impidieron que el equipo local marcara la diferencia.

Mientras tanto, Atlético Junior inteligentemente, aguantaba el partido sin mucho desgaste físico y con un juego estratégico, contrarrestaba los ataques rivale.

Tuvieron que pasar 39 minutos para que Millos se acercara al arco custodiado por Sebastián Viera, luego de que Jader Valencia tras pase de Christian Marrugo, rematara, pero el guardameta juniorista atajó de buena manera para evitar la caída de su pórtico.

En la etapa complementaria, los ‘tiburones’ se acomodaron en el partido, y con un Jarlan Barrera protagonista, comenzaron a crearle peligro en el arco de los embajadores. Cinco minutos después de haber iniciado la segunda parte, tras un deficiente regreso de la defensa albiazul, Teófilo Gutiérrez aprovechó los espacios de los jugadores azules, y filtró un pase exquisito para dejar mano a mano a Jarlan Barrera con Ramiro Sánchez, y decretar el 0-1 parcial.

Millonarios, con más ganas que fútbol, trató de generar ocasiones de peligro a los visitantes, pero la falta de claridad, hizo que todos los intentos fueran controlados por los atlanticenses.

En minuto 80 llegaría una polémica jugada, en la que después de un centre, los jugadores Andrés Cadavid y Gabriel Fuentes, disputaron el balón por los aires, sin embargo el juez del compromiso, Luis Sánchez, vio una supuesta mano del lateral costeño, y determinó pena máxima para el cuadro local.

En esa misma acción, los jugadores del Junior fueron a reclamarle airadamente a Sánchez, donde también se desató una trifulca, entre los jugadores azules y rojiblancos, y que a la postre terminaría siendo expulsado Sebastián Viera, luego de que agrediera al Oscar Barreto.

Finalmente, el Capitán Andrés Cadavid, tomó el balón desde los 12 pasos y fusiló al arquero Chunga para decretar el 1-1.

Posteriormente, los azules irían con todo en busca de la victoria, no obstante, el pobre rendimiento individual de los jugadores locales, frustaría las aspiraciones de obtener el triunfo.