El Real Madrid, pese a una preponderante actuación de James Rodríguez,  sucumbió en el Juventus Stadium, ante el mismo cuadro italiano por 2 a 1.

El equipo merengue arrancó muy impreciso y Alvaro Morata, ex delantero del Madrid, anotó tras un rebote de Casillas cuando apenas iban 8 minutos de juego. Al 27 y después de una leve remontada en su nivel de juego, el visitante empató gracias a un preciso pase gol de James para la cabeza de Cristiano Ronaldo.

En el segundo tiempo el Madrid volvió a perder el libreto, Sergio Ramos naufragó como volante central, Bale estuvo desaparecido y Tévez, en un feroz contragolpe, generó un penal luego de una torpe entrada de Carvaajal, falta que convirtió en gol el propio argentino al minuto 58.

La vuelta será el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu donde al Madrid le basta el 1-0, gracias al gol que anotó como visitante.